Llull lo ha vuelto a hacer ante el Brose Bamberg

  • El mallorquín ha vuelto a dar la victoria al Madrid en el último minuto convirtiéndose en el hombre del partido con 26 puntos y dando el liderato al conjunto blanco.



El Real Madrid, que afrontaba el partido con la baja de Doncic (afectado por una sobrecarga), ha conseguido llevarse la cuarta victoria consecutiva ante el Brose Bamberg (89-91). Las mandarinas de Llull han conseguido, una vez más, la victoria en el tramo final del encuentro.  Además, las sensaciones de los madridistas han vuelto a resurgir, pues Llull (26 puntos), Carroll (24 puntos) y Ayón (16 puntos) han sido los protagonistas del conjunto blanco. El objetivo de posicionarse como líderes está más cerca que nunca a la espera del resultado del Olympiacos-Milán. 

El Real Madrid partía como favorito, pues en los últimos siete partidos que ha disputado frente a los alemanes se los ha llevado el conjunto blanco. Pero las cosas no pintaban tan fáciles como parecían. El Brose Bamberg empezó bien activo y no dudó en utilizar una intensa defensa para poder parar los pies a los blancos. Los locales hicieron que la primera parte fuera intensa e igualada, pues el marcador no se disparaba para ninguno de los dos (23-25).

El segundo cuarto sin duda empezó liderándolo el Real Madrid, aunque los alemanes no se dejaron pisar los pies. El Brose Bamberg estaba muy concentrado en defensa y eso hizo que se acercaran en el marcador llegando a igualar el encuentro (34-34). Aunque los blancos no se despistaron, y menos Carroll, que salió con el fusil bien cargado anotando cinco canastas consecutivas (41-48).
Pero la ventaja que acabó llevándose el conjunto blanco al final de la primera parte podría haber sido mayor, ya que los locales se pusieron las pilas. Jerel McNeal lo intentó lanzando un último triple sobre la bocina, pero fue fallido, y se marcharon al descanso con una diferencia de cuatro puntos (47-51).
Al retomar el partido, parecía que el balón se resistía al aro. Tuvieron que pasar dos minutos para que el Brose Bamberg estrenara el marcador en la segunda parte (49-51). Los alemanes siguieron manteniendo la misma intensidad en defensa que tenían desde el principio, llegando a igualar una vez más el encuentro (56-56).

Pero los hombres de Pablo Laso volvieron a resurgir. El Real Madrid de siempre apareció en cancha en el tercer cuarto, sobre todo en rebotes (26 rebotes frente a los 16 de los alemanes). Además, Ayón cogió el mando del equipo tomando decisiones juntamente con Llull, que volvió a despertar buenas sensaciones con 19 puntos hasta el momento. Aunque los locales recortaban cada vez más la diferencia marchándose a los últimos diez minutos a un punto de diferencia (69-70).

El Brose Bamberg quiso acabar los últimos minutos del encuentro con mucha garra y poniéndose al nivel de los visitantes (78-78). El tramo final del partido se le complicó cada vez más a los blancos, pues los locales no paraban de apretar. Pero Llull, una vez más, a falta de un minuto para finalizar anotó un triple que les dejaba ya con el partido casi resuelto (71-75).

Aunque los alemanes no se rindieron en ningún momento. A falta de 17 segundos el partido estaba más emocionante que nunca con un 87-87 que parecía que iba a forzar la prórroga. Dos errores hicieron peligrar a ambos conjunto, pero la mano de Llull no se escondió y anoto los dos tantos que darían la quinta victoria consecutiva al Real Madrid (89-91), y por enésima vez que el Brose Bamberg se le escapa la victoria en los últimos segundos.

Con esta victoria el Real Madrid podría posicionarse como líder en Euroliga si el Olympiacos pierde ante el Milán. Además, las sensaciones del equipo están volviendo a resurgir. Los hombres de Laso ya se están recuperando de las malas rachas y los números lo dejan claro: Llull el hombre de partido con 26 puntos, Carroll deja atrás su sequía anotadora con 24 puntos en 20 minutos y Ayón, más activo que nunca, con 16 puntos.