Otro pésimo arbitraje hace volar puntos del Di Stéfano

  • Un pésimo arbitraje se llevó dos puntos en el Estadio Alfredo Di Stéfano. Gol mal anulado al Madrid Castilla que le priva de acercarse más a su objetivo en la clasificación.


FOTO: Real Bernabéu


Llegaba el Gernika con magnificas sensaciones - tres meses sin perder - al estadio Alfredo Di Stéfano para enfrentarse al Real Madrid Castilla, también curiosamente con bajas notables imitando al primer equipo. Achraf (llamado por Zinedine Zidane para el primer equipo) se ‘bajaba al barro’ para estar con el equipo de Solari.

El partido en la primera mitad fue más bien ramplón. El juego físico del Gernika y la permisividad del colegiado en acciones de dureza tuvieron más protagonismo que las ocasiones para marcar. Solo el ariete de los vascos, Etxaniz, propuso algo en ataque para los suyos. Luca Zidane frenó las ‘escasas’ oportunidades de los ‘verdes’.

Hackim Achraf fue el más incisivo por el filial ‘merengue’ en los primeros 45’. Junto a Seoane dispuso de alguna ocasión y detalles acechando la meta de Altamira. El 0-0, pese a ello, no se movió y hacia juego con la fría tarde/noche en Valdebebas.

En la segunda mitad siguió el juego físico del equipo dirigido por Jabi Luaces. Primero en un choque entre Javi Sánchez y Etxaniz y posteriormente con un ‘golpetazo’ a Febas. Quezada, que entró por Abner, lo probó desde el tiro libre aunque demasiado alto su disparo. El árbitro seguía firmando una actuación esperpéntica. Un gran centro de Quezada acabó con un remate con la testa de Campuzano que fue gol y el colectivo arbitral lo anuló para clamor de la parroquia blanca.

Achraf, en una internada por banda (una de las muchas que tuvo) no encontró rematador y el Real Madrid Castilla que ya hacia méritos para ir ganando el encuentro. El Gernika tenía la réplica con un mano a mano de Iñigo que desbarató Luca con una buena parada abajo. Nikos Vergos la buscaba en el tramo final de partido, pero la mandaba fuera del campo. Sergio Díaz la tuvo más clara, dentro del área y tras un recorte pudo batir a Altamira. La fría noche de fútbol en Valdebebas terminó 0-0 por la dureza del Gernika y la permisividad arbitral. Una vez más…