Ramos se reivindica ante el Pizjuán

  • El sevillano anotó un penalti a lo 'Panenka' y señaló su nombre de manera reivindicativa






Sergio Ramos quiso dejar su nombre bordado en las mentes de los aficionados del Sevilla. El capitán blanco decidió lanzar a lo 'Panenka' el penalti que supuso el 3-2, señalando su nombre frente a la grada de los 'Biris Norte', de los que lleva años recibiendo insultos pese a demostrar en varias ocasiones su cariño por el Sevilla. A su vez, pidió disculpas al resto de la grada del Pizjuán.


De esta manera, el central fue silbado y abucheado durante los minutos restantes del choque. Algo a lo que, por otra parte, ya está acostumbrado. Sergio Ramos volvió a dejarnos algo para el recuerdo.