Un calendario de desafío

  • El Real Madrid deberá afrontar un calendario difícil y exigente: Sevilla, Celta, Málaga, Celta y Celta una vez más. Además de Real Sociedad. El fondo de armario, y la buena gestión de Zidane, pueden ser clave para superar con éxito los partidos ligueros y la eliminatoria de Copa del Rey. 



Foto: Agencias

El Madrid debe asumir que el calendario será otro enemigo más en contra de sus intereses. Los blancos se medirán al Sevilla este domingo por segunda vez en la semana en el Sánchez Pizjuán, con la idea de dar un golpe sobre la mesa en caso de victoria, pero las próximas fechas son a tener en cuenta. 

Tras el duelo ante los sevillistas, el Madrid se preparará para el partido de ida copero ante el Celta, que se jugará Santiago Bernabéu el miércoles 18 de enero, y luego contra el Málaga el sábado 21 de enero de nuevo como local. El miércoles 25 de enero se jugará la vuelta en Balaídos y como ya ocurrió ante el Sevilla, el duelo liguero coincidirá ese fin de semana: dos Celta - Real Madrid en menos de siete días. 

La importancia de las rotaciones y la recuperación de efectivos para estos partidos es determinante debido al cansancio que puede generar jugar partidos tan seguidos contra rivales duros, que no le pondrán nada fácil al Madrid continuar con la racha.