A seguir defendiendo el liderato

  • El Real Madrid se enfrenta este sábado al Espanyol en el Santiago Bernabéu con el objetivo de seguir defendiendo el liderato en la competición nacional





El conjunto blanco disputó esta semana el encuentro de la ida de los octavos de final de la Champions ante el Nápoles, y para muchos fue uno de los mejores partidos de la temporada. El Madrid remontó (el conjunto italiano se había puesto por delante por 0-1) y encarriló la eliminatoria con un 3-1, aunque aún está todo por decidir.

El mes de febrero está siendo un mes de completo desgaste para los jugadores blancos, ya que juegan cada tres días. Además, el miércoles 22 deberán disputar el encuentro aplazado contra el Valencia y después visitar al Villarreal, dos partidos que no serán nada fáciles. Este desgaste después del partido de Champions es precisamente el que quieren aprovechar los de Quique Sánchez Flores que, aunque sufrieron un pequeño bache ante la Real Sociedad, se encuentran en un gran estado de forma y el objetivo de llegar a Europa sigue en la mente de los catalanes, ya que actualmente se encuentran a cuatro puntos de la Europa League. 

Zidane está convencido de que cuenta con una plantilla suficientemente amplia y de calidad como para poder superar estos próximos enfrentamientos tan seguidos. Por lo tanto, deberá cambiar el once que jugó como titular ante el Nápoles.

En este sentido, Keylor Navas tendrá descanso tras haber sido puesto en el punto de mira por el gol del conjunto italiano y los continuos rumores sobre el fichaje de Thibaut Courtois y David de Gea por parte del Real Madrid. Kiko Casilla será pues el guardameta que jugará mañana en el Santiago Bernabéu y se enfrentará así a su ex equipo. El Espanyol no gana en el Santiago Bernabéu desde 1996 y la pasada temporada perdió por 6-0.

Sergio Ramos (que sufrió un golpe en la cadera en el partido de Champions) y Danilo, por su parte, tampoco han entrado en la convocatoria. En el centro del campo, los blancos notarán la ausencia de Luka Modric. Todo parece indicar que serán Casemiro y Kovacic quienes ocupen esta zona del campo, y queda la duda sobre si el tercer hombre será Kroos o el francés preferirá darle descanso y meter a Isco en su lugar. Benzema tampoco ha sido convocado, de forma que Morata tendrá su oportunidad junto a Cristiano Ronaldo.

La buena noticia para Zidane es la vuelta de Gareth Bale después de tres meses fuera de los terrenos de juego. Aunque no saldrá de inicio, el técnico ha confirmado que podrá contar con minutos para empezar a coger ritmo en un tramo de la temporada que es muy importante y complicado al mismo tiempo.

El Espanyol, por su parte, tiene las bajas de sus dos laterales derechos, Marc Navarro y Javi López, de forma que Quique Sánchez Flores deberá reconvertir a algún jugador en esta posición. Aun así, recupera a Pablo Piatti, uno de sus mejores futbolistas de ataque, que acompañará a Gerard Moreno. El técnico del conjunto catalán también recuperará a Diop, que ya está de vuelta tras su paso por la Copa África.