El líder sigue siendo el líder

  • El Real Madrid ganó en Pamplona y afianzó su liderato liguero antes de recibir al Nápoles y centrarse en la Champions. Partido de máxima dureza que se llevaron los madridistas.



FOTO: LaLiga

 La vida sigue igual. El Real Madrid seguirá líder de la competición tras pasar por el 'patatal' de Osasuna. Una batalla en la que reinaron los de blanco tras un partido solventado de forma seria con goles de Cristiano Ronaldo, Isco Alarcón y Lucas Vázquez. El Madrid demostró su versatilidad táctica en Pamplona y dio un golpe de autoridad en uno de los estadios más difíciles de primera división.

El fútbol volvía para el Real Madrid en El Sadar ante Osasuna. Tras el bochorno de suspensión ante el Celta en Balaídos la semana pasada los 'merengues' regresaban a la competición doméstica y con un único objetivo: salir de ahí como se había entrado, es decir, líderes. Con 5 (o 3) defensas, Zidane, disponía de un once repleto de novedades tal y como hizo en el Pijzuán.

El choque en Pamplona se prometía duro y estoico, y no defraudó. Un partido hecho únicamente para 'machos'. La intensidad que se preveía desde el inicio quedó demostrada con una acción de Riviére sobre Sergio Ramos. Una 'fea' patada sobre el central de Camas que abría las hostilidades. Karim Benzema, en el poco fútbol disputado sobre El Sadar, la tenía con un disparo desde fuera del área. Fuentes y Cristiano Ronaldo se las tenían 'tiesas' en algunos lances del duelo e Isco Alarcón con Tano protagonizaban la jugada pésima del encuentro. el resultado terminó en 'rotura' del jugador 'rojillo'. Esperemos, pese a ello, que no sea nada grave y pueda sentirse pronto futbolista.


Cuando mejor estaba Osasuna, el líder, le propinó un duro derechazo con el 0-1. El astro luso marcaba en el mano a mano cruzándosela a Sirigu. Aunque, por increíble que parezca, Osasuna reaccionó, por medio de Sergio León y empató la contienda en la jugada postrera. Antes del descanso el Madrid pudo anotar el 1-2, por medio de Benzema, pero Sirigu le quitaba el gol 'cantado' al delantero francés a bocajarro y el marcador no se movió en la primera mitad.

Sergio León abrió 'fuego' en la segunda mitad, pero se encontró con una manopla soberbia de Keylor Navas. El Madrid parecía seguir 'encallado' en Pamplona y las lesiones se cebaban sobre el césped con Fuentes y Danilo, James Rodríguez entraba en el lugar del lateral brasileño para volver a la defensa de cuatro. Con el cambio, Isco Alarcón volvía a su posición y anotaba el 1-2 tras una jugada junto a Benzema que finalizaba él mismo.

En el tramo final de partido el Madrid, consciente de la necesidad de 'apretar' los dientes, ponía a Lucas Vázquez por Karim Benzema para dar 'mordiente' al equipo. En el 74' pudo sentenciar el Real Madrid (por partida doble), primero Cristiano Ronaldo en una 'cabalgada' por banda y luego Ramos en un remate de cabeza frustrado. En la siguiente llegó la jugada polémica del encuentro. Un penalti clamoroso de David García sobre Cristiano Ronaldo cuando tenía el tercero en sus botas. Iglesias Villanueva lo pasó por alto y Osasuna llegaba vivo a los últimos diez minutos.


De nuevo, Sergio León daba la verticalidad y el peligro necesario a los 'rojillos' y hacía estirar a Keylor Navas para salvar el empate. Zidane ponía sobre el terreno de juego su ultima 'carta' con Mateo Kovacic para 'guardar la ropa' y cerrar los tres puntos con el balón controlado. Riviére y Lucas Vázquez la tuvieron una en cada área (el de Curtis probablemente le birlaron un penalti), pero la pelota no entraba. A los 'merengues' les tocaba sufrir.  O tal vez, no. El 'sufrimiento' se redujo a nada con el 1-3 final en el último minuto de partido. CR7 la dejó pasar y Lucas se la 'picó' a Sirigu por desesperación de los pamplonicas. Esa victoria refuerza la moral del líder que seguirá siendo líder de LaLiga, y no lo olviden: ¡con dos partidos menos!