El Madrid aprende: la defensa mejora

  • La plantilla del Real Madrid siempre ha estado fuerte en ataque, y ahora, dándose cuenta de sus flaquezas en defensa, se han puesto las pilas.
FOTO: ACB Photo/J. Bernal

Se acerca el punto clave de las competiciones disputadas por la sección merengue de baloncesto. El Real Madrid siempre ha destacado en el aspecto ofensivo y ahora tienen claro que la clave para ganar títulos es la defensa, ya que en los últimos tiempos han mejorado este punto débil de la plantilla.

La falta de intensidad en su propio terreno de juego es la grieta más vistosa del Madrid y ahora, en 2017, ese agujero parece haberse cerrado gracias a la variedad de jugadores y a una voluntad que han aportado todos.

Uno de los mejores partidos de la temporada fue el pasado frente al UCAM Murcia, coincidiendo cuando el técnico vitoriano sorprendió de inicio con una defensa en zona que saturó a los exteriores rivales, obligándoles a tirar de lejos y a fallar.

Todos los jugadores han aportado a la defensa, desde Taylor, que ha mejorado su rendimiento hasta convertirse en desequilibrante en el aspecto defensivo, Anthony Randolph y sus tapones, Draper hasta las estrellas, Llull, Ayón, Rudy y un Doncic que ya ha dejado claro que puede unir su talento ofensivo con bajar y defender con garras y dientes.

Con la Copa enfrente, los blancos ya han aprendido la lección e irán, tanto en defensa como en ataque, a hacerse con el trofeo esta temporada.