Una empanada condena a un buen Madrid en Mestalla


  • Cayó el líder de LaLiga en Mestalla. El Valencia con dos chispazos y una intensidad sobrenatural se llevó el encuentro. Buen Real Madrid, a pesar de la derrota, sólo empañado por la 'torrija' inicial.



El líder de LaLiga se medía al Valencia en el partido aplazado por la consecución del Mundial de Clubes en Mestalla. Zinedine Zidane introducía cambios en su alineación tras dar múltiples descansos ante el Espanyol en el Bernabéu.

Vibrante primera mitad en Valencia con dos equipos que se jugaban intereses distintos, pero que se lo dejaban todo en el césped. Rápido y duro golpeó el cuadro ‘ché’ de Voro con un 2-0 milagroso en los primeros diez minutos. Fueron Zaza, con un voleón, y Orellana con un contragolpe los que le daban esa ventaja en dos ‘punch’ que tumbaban al líder de LaLiga. A pesar de lo abultado que parecía el marcador, el partido no era un fiel reflejo de ello.

El Real Madrid estaba jugando bien en la capital del Turia y con Karim Benzema y Cristiano en el ataque buscaban persistentemente la portería de Diego Alves. Los ‘merengues’ jugaban con el marcador adverso aunque le ponían el fútbol al partido. El equipo valencianista, cómodo en el electrónico, buscaba enmarullar con un Zaza que se jugó la expulsión con Carvajal. De vez en cuando amenazaba la meta de Keylor Navas, como un trallazo de Dani Parejo que repelió el propio portero costarricense, pero sabían que los blancos – de morado – les acecharían en el tramo final de la primera mitad. Nani se rompió en un sprint y el Madrid reaccionó.

Cristiano Ronaldo lideraba la reacción madridista al borde del descanso. Un vuelo sin motor y un giro de cabeza perfecto metía, a su equipo, en el partido. Pudo ser mayor la reacción si no llega a topar en Mangala un trallazo del propio jugador luso. El Valencia se fue ganando 2-1 al descanso, aunque de milagro.

En el segundo tiempo el embotellamiento fue realmente evidente. El Valencia esperaba en su propia área ante las embestidas madridistas que no terminaban en gol de milagro. Bengoechea era el protagonista en las dos áreas. Un penalti de Mangala sobre Cristiano Ronaldo no señalado (posteriormente se comió uno de Ramos a Munir) condicionaba el choque ya de por si condicionado con la expulsión perdonada a Simone Zaza.

Parejo en un jugadón hacía salir de la cueva a su equipo y la intensidad en cada área aumentaba con el paso de los minutos. Una falta de Joao Cancelo sobre Cristiano Ronaldo iba precedida al penalti citado de Ramos a Munir que no señaló el árbitro. El Valencia ya ni quería el balón, ni quería jugar más a fútbol. Mangala merecía irse a la calle en el tramo final y, de nuevo, se salvó por la permisividad arbitral.

El acecho final del Real Madrid buscando la quimera no tuvo premio. La gozó con Bale y Lucas Vázquez ya en el césped, pero no vio portería. La 'torrija' inicial le cuesta tres puntos a los blancos que a pesar de ello siguen líderes en solitario de LaLiga. El domingo en Villarreal espera otra batalla de fútbol como la vivida ante el Valencia en Mestalla.