Cristiano, lo que le faltaba al Rey de Europa

  • Cristiano Ronaldo volvió a tirar del carro en el césped con un doblete ante el APOEL para hacer que el Real Madrid consiguiese los tres primeros puntos en Champions.





Una injusta sanción no me ha dejado jugar en Liga”, comentaba el crack portugués tras volver y reencontrarse con las sensaciones ante el APOEL. El rival era propicio para la goleada y el ‘7’ madridista no faltó a la cita con el gol. Champions, gol y Cristiano van de la mano.
Los chipriotas, que lo tenían todo en contra, apenas inquietaron la portería de Keylor Navas y cuando lo hicieron se llevaron el primer gol del partido. Con los dos empates caseros muy recientes, el aficionado madridista no tuvo tiempo de impacientarse y en el 12’, Cristiano ya había puesto el primer cimiento para la Decimotercera Copa de Europa. El crack luso disparaba con veneno a la portería de Boy Waterman y embocaba a gol un gran centro de Bale para demostrar que el killer del equipo es él.

Kovacic, que había salido de titular en otra sorprendente alineación de Zinedine Zidane, hacía que Kroos no tenga tiempo para descansar y pensar en Anoeta. El partido plácido se complicaba con esa lesión del croata, aunque desde el propio club trataron de calmar ánimos asegurando que no reviste gravedad y que todo podría haber quedado en un susto. Se llevó una ovación de bandera y con Kroos el Real Madrid fue generando ocasiones para buscar la goleada.
El delantero luso, CR7, también falla goles y prueba de ello es que si hubiese estado 100% efectivo se hubiese ido con dos balones a casa. En el 33’, en una acción muy similar, pudo abrir la brecha en el marcador, sin embargo no entró y el partido se fue 1-0 al descanso con la sensación de que el Real Madrid podía hacer mucho más en el césped.
En el segundo tiempo se empezó con dos jugadas polémicas. Una por un supuesto gol fantasma que no entró y otra por el penalti que supuso el 2-0. Cristiano, otra vez ahí, el ‘9’ de los madridistas recogía el balón y corría velozmente a por el 3-0. La noche no le deparó más goles, aunque siguió intentándolo con el apetito goleador intacto.
Isco pudo hacer el tercero, pero tampoco entró y la siguiente del ‘7’ pudo terminar en un penalti que no pitó Benoit Bastien, el gol estaba reservado para alguien. Para el corazón y la raza de Sergio Ramos, otro de los goleadores (aunque parezca mentira) del equipo blanco. Con todo se tiró el de Camas para buscar la pelota y meterla dentro de la portería de los chipriotas. Su chilena subió al marcador y ya era un 3-0 el castigo que se estaban llevando los visitantes, había sensación de que caerían más goles, pero no fue así.
Hubo tiempo para hacer cumplir dos sueños a Ceballos y Mayoral, respectivamente, y hacerles debutar en la competición continental. También hubo tiempo para anularle otro gol a Cristiano Ronaldo y sobre la bocina se lo anularon al canterano de Parla.

El APOEL no fue rival y el Real Madrid se colocó primero de su grupo, con Cristiano es otro cantar. Ahora tocará la ‘papeleta’ de Anoeta sin el ‘9’, sin Benzema, sin Marcelo, pero con mucha necesidad de victoria para seguir el pistón liguero y no desentenderse del campeonato a las primeras de cambio. Al Real Madrid le urgirá la victoria en San Sebastián.


Vía DC