Dos 'bestias' toman Dortmund y tumban el muro

  • El Real Madrid le dio una lección a Europa con un partido imperial ante el Borussia Dortmund. El conjunto merengue se relanzó con un partidazo que terminó con doblete de Cristiano Ronaldo y reivindicación en el césped de Gareth Bale. Líderes de grupo y situación crítica para los borussers.


Jugando así todo es más fácil. El Real Madrid de Zinedine Zidane es esto, partido difícil, partido clave para recuperar sensaciones y la imagen fue inmejorable recordando por momentos al Real Madrid que dejó tumbado en la lona a la Juventus de Turín en Cardiff o recordando al torrente de fútbol que desató en las Supercopas este verano.Un equipo plagado de centrocampistas y ante un rival que jugó sin miedo, de frente, buscando el tú a tú ante el campeón de Europa. El resultado fue lo que se vio: un partidazo entre dos potencias del continente del que cansaba hasta mirarlo ya que el esfuerzo fue máximo y el espectáculo que brindaron ambos equipos en 90’ lo agradecieron todos los espectadores. El Real Madrid, en frente, no tenía a una perita en dulce. Tenía al todopoderoso Borussia Dortmund, en el infierno alemán, y ante un Aubameyang en modo reivindicativo por su sueño de ser madridista frustrado. Otros como Philipp, Götze, Yarmoleko también saben jugar a fútbol y pusieron a los merengues en aprietos. Los de Peter Bosz jugaron de frente sin miedo y las hostilidades se replicaban de área a área. Solo valía el gol.

Si la tenía Carvajal en boca de gol, posteriormente la tenía el Borussia Ramos tenía que salvar sobre la línea. El inicio fue frenético, de miedo, y el Real Madrid al que se le pedía gol (y se le acusa de falta de pegada en el inicio de temporada) poco tardó en derribar el muro amarillo. Gareth Bale (minuto 18) volaba a la contra y esperaba paciente un centro bueno de Carvajal que empaló de volea para que Burki solo fuese un espectador más de uno de los goles de esta Champions. El galés se reivindicaba en el césped con un voleón de calidad que ponía el 0-1 y ya ‘llovía’ menos en la presión del Signal Iduna Park.
Al equipo de Zinedine Zidane le dio por retener el esférico y acumular posesión en campo rival, buscando con vehemencia el segundo gol de la noche. El Dortmund sufría teniendo que defenderse sin balón y acumulaba hombres dentro de su área. El dominio era madridista y el correcalles era menos correcalles, al menos en lo que quedó de primera mitad. Cristiano avisaba de sus intenciones a Burki y se desesperaba tras no encontrar el gol. El portugués que venía de marcarle al APOEL quería estrenar sus nuevas botas, blancas y relucientes, en Dortmund con más goles. Debía esperar su momento en el segundo tiempo…
Tras el descanso, el partido, se reanudó con el mismo guion: los madridistas buscaban el segundo y los borussers eran pura electricidad. En la primera de la segunda mitad, Aubameyang, hizo emplear a Varane para sacarle un gol cantado. Perdonó el Borussia y el Real Madrid sentenciaba el partido. En todo partidazo del Real Madrid debe de estar presente la figura de Cristiano Ronaldo. Poco pudo hacer en la primera mitad, pero es una ‘bestia’ y encima al Dortmund le tiene entre sus víctimas favoritas. Bale, la otra ‘bestia’, rompía la zaga del conjunto teutón y se la ponía al killer del equipo ¿quién se atreve ahora a decir que el Real Madrid necesita un ‘9’? Cristiano (minuto 49) no perdonó y se desquitó de las ocasiones falladas en el primer tiempo.
El Dortmund, a pesar de caer, le demostró a Europa que es un equipo de altos vuelos y que no se rinde fácilmente. Nadie dijo que ganar en Alemania fuese a ser fácil. De hecho, Aubameyang (minuto 54) tardó muy poco en responder el gol de CR7 y recortaba diferencias cazando un balón ‘a lo Cristiano’ dentro del área y embocándolo a gol. Quedaba mucha tela que cortar, pero con el crack de Madeira todo es más fácil…

Otra vez en la lucha de ‘guantazos’ salieron perdiendo los locales. Keylor, partidazo del ‘tico’, salvaba oportunidades a quemarropa de Yarmolenko primero, Gonzalo Castro después y una oportunidad terrible que desechó Aubameyang cuando ya solo le faltaba celebrar el gol. El Real Madrid, entre medias, también fallaba la suyo y demostraba que con puntería se hubiese ido de Dortmund con 7 u 8 goles.
Cuando a los blancos ya no les quedaban más balas de ‘fogueo’, Cristiano disparó con veneno (minuto 79) para finiquitar la contienda y engrosar sus números de miedo ante equipos alemanes. Medio gol fue de Luka Modric y su pase tras la carrera del portugués que definió ante Burki. Era el 1-3 y la cosa parecía vista para sentencia. Bale se retiró con molestias. y Marco Asensio pudo marcar el cuarto, pero el Real Madrid volvió a pecar de falta de puntería. Kuipers, que no hemos hablado de él, pero se pudo ‘tragar’ un penalti sobre Bale en el inicio de la segunda mitad, decretó el final y los merengues se alzaron con los tres puntos. Jugando así, el Real Madrid da miedo… Paso de gigante hacia los octavos de final de la Copa de Europa y final a la maldición de Dortmund

El Real Madrid 'rompe' su grupo de Champions