• Casemiro de cabeza, Asensio con su zurda e Isco a la contra golearon (3-0) a Las Palmas en el Santiago Bernabéu. Los dos pichabros hicieron posible la goleada para seguir la estela de Barça y Valencia en Liga. 



En el Real Madrid están fallando los delanteros de cara al gol, pero hay un plan B para anotar lo que fallan los de arriba. Los pichichis del equipo (con cuatro goles) y los que están tirando del carro cuando las fuerzas flaquean en momentos complicados son Marco Asensio e Isco Alarcón. Los dos pichichis, improvisados, del Real Madrid demostraron ante Las Palmas que pueden cargar del campeón de Europa y tirar del carro en los momentos complicados. Ambos vieron portería y fueron de lo mejorcito del Real Madrid, además, dejaron dos detallazos sobre el césped inolvidables que levantaron a la afición madridista y prosiguieron con la ‘caza’ liguera a Barça y Valencia.


Vayamos por partes, primero fue Marco Asensio, en el 55’ con un número de esos por los que vale pagar 100 euros por una entrada. Un acto espectacular en el que combinó la habilidad, la destreza y la precisión en un solo número. Desde la frontal, tal y como le viene le quitó las telarañas a la portería del Fondo Sur del SantiagBernabéu. La gente, enloquecida con lo que acababa de ver, se rendía al genio balear que volvía a hacer de las suyas en el césped (cuando Zidane le da ‘bola’, él siempre responde).

El otro fue Isco Alarcón, que no quiso ser menos, y culminó una excelente contra de libro dirigida por Asensio y Cristiano. La finalizó como un killer del área, como el ‘9’ que necesita este Madrid, y se elevó en la pugna por el pichichi con su amigo el mallorquín. El malagueño tampoco defraudó y fue de los mejores, una vez más, en el terreno de juego. Un gol merecido y que terminó con su típica celebración tras otro número mágico que unido al de Marco Asensio y al gol de Casemiro le dieron la victoria a los merengues.


  • El Real Madrid se queda a un punto de seis para lograr el pase a los octavos de final tras caer en Londres. Dele Alli (x2) y Eriksen fueron fueron los goleadores spurs de una noche para olvidar en la que el equipo merengue sí luchó, pero fue incapaz de generarle peligro a Lloris.




Derrota dura en Londres y un partido para olvidar en la que se mascó el desastre total en Inglaterra ante el Tottenham Hotspour. Los spurs salieron como aviones y se comieron al Real Madrid en un partido en el que los blancos no tuvieron a la suerte de su lado y se encontraron con infortunios que les privaron del puntuar en Wembley.

Sin embargo, tuvieron una gran noticia desde el Signal Iduna Park en la que el Borussia Dortmund desechaba la oportunidad de sumarse al carro de la Champions League y empataba ante el APOEL (1-1) para dar vida al equipo blanco.

El próximo 21 de noviembre podría ser el día propicio para que el Real Madrid selle matemáticamente su pase a los octavos de final ante el APOEL en Chipre. El equipo blanco cayó en Londres y tiene muy difícil, ya no en su mano, el lograr el pase como primero de su grupo. El Tottenham ya ha logrado la clasificación y podría certificar ante el Dortmund la primera plaza. Un punto sobre seis le vale.


Los merengues se quedan a solo un punto de lograr el pase a los octavos de final. El Real Madrid, de sumar en Nicosia, estaría en la siguiente ronda de su competición favorita. Siempre le quedará la bala casera ante el Dortmund, de lo contrario, para lograrlo.  El Real Madrid se queda segundo en la clasificación de su grupo tras caer contundentemente (3-1) en Londres ante el Tottenham en la ‘batalla’ por la primera plaza del grupo. Una noche negra para el madridismo y que se convirtió en pesadilla durante muchos minutos de partido. El tramo final de partido fue para el Real Madrid, aunque no fue suficiente.

El APOEL dio la sorpresa en Alemania, una vez más, y sigue reteniendo al Borussia Dortmund que a falta de dos jornadas sería equipo de Europa League y le regalaría la segunda plaza a los blancos, a falta del duelo directo entre ambos equipos. Los chipriotas serán el siguiente rival del Real Madrid.

Un partido en el que podrán sellar la clasificación los merengues, de forma definitiva, si sacan un punto en Chipre. La última bala se jugará en el Santiago Bernabéu contra el Borussia Dortmund y a los blancos solo les queda ‘rezar’ para que los spurs pinchen y puedan tomar la primera posición del grupo.

Hemeroteca DC | Hemeroteca Marca